Fractura - mi proceso espiritual y de sanación

Esto ha sido una experiencia o prueba inesperada, mucho más que la luxación de hombro que tuve hace 3 meses.

Mi Maestra Arrate (liga a su sitio) me ha ayudado a descubrir varias cosas con respecto a lo que estoy transmutando:

  • Energía negativa acumulada desde años atrás, provocada por pensamientos de no ser el mejor o de creer no poder hacer las cosas
  • Un poco de inconformidad en el trabajo y creencia de que estoy mejor trabajando en casa (me gusta el "Home office")
  • Observar el proceso de sanación del cuerpo
  • Paciencia

Algo que ha llamado la atención en personas que me rodean es lo tranquilo que me ven, a pesar de que no puedo moverme, me tienen que bañar, vestir y llevar la comida a la cama, estar con medicamentos e inyecciones, a veces sólo completamente en la casa, ya que las hijas y mi esposa no tienen por qué dejar sus actividades, como las clases de jazz y de ballet. Esto se logra dejando de ser la víctima, o echarle la culpa a los demás, es mi experiencia de vida y así la tomo, claro que he impactado a más personas, pero también están aprendiendo algo junto con migo.

Para mi ha sido un momento de paz y tranquilidad, de escuchar mi mente y mi alma (esto último con mayor dificultad) e ir descubriendo qué realmente no pasó nada, sigo completo, esto es temporal, y aunque esto fue a raíz del robo no me enojó, las cosas que se llevaron fueron solo eso, cosas, Arrate me dijo ese día "no te quitaron amor, felicidad o poder".

Podría estar echado en la cama, diciendo que sufro mucho y diciéndole a mis hijas que me atiendan todo el tiempo y estén a mi lado, pero creo que no se trata de eso, cada día voy recuperando fuerzas y puedo hacer cosas, ya casi puedo vestirme y bañarme sólo. Se me hace injusto que no haga un esfuerzo en estar mejor para que la familia no se desgaste, a todos nos afecta esta situación.

Hasta aquí le dejo, podría platicar más cosas, tal vez lo haga en algún taller con Arrate o siga escribiendo más en el blog.

 

 

 

Disfruta en vez de querer explicarlo todo

Queremos explicar las ocurrencias del mundo con nuestros pensamientos y no alcanzan a hacerlo.

Queremos explicar lo que nos rodea por medio de nuestros preciados pero limitados sentidos, y no son suficiente.

Entrégate al placer de conectarte con todo tan solo con amor incondicional. Eso que sentirás, no lo expliques.

Estamos tan acostumbrados a querer explicar todo que no disfrutamos la vida tal cual es. Vive la vida sin pensarlo demasiado.

Todos somos mensajeros

Si estás esperando un mensaje es bueno que sepas que todos somos mensajeros. Escucha de aquel que crees no tiene algo que decirte, escucha los sonidos que te rodean.

Un mensaje importante siempre buscará llegar a ti pero tu debes estar abierto a recibirlo. Es cierto que hay muchos mensajes, no te preocupes, siempre podrás distinguir el que más necesitas ahora.

Recuerda que nada es casualidad, y aquella persona con la que te topaste o aquel comentario que escuchaste puede ser un mensaje, debes estar atendo y abierto, para poder darte cuenta.

No lo píenses, de otra forma surge la duda.

Lanza un sueño

Hoy lanza al Universo un sueño que te parezca completamente descabellado, tiralo a las estrellas y recuerda que no importa el sueño, puede ser poco probable pero nunca imposible.

Lo importante es siempre soñar, mientras lo hagas y te visualices disfrutándolo es como podrás lograr muchas cosas.

La tristeza, el miedo, la enfermedad, vienen cuando dejas de soñar.

Sigamos siendo soñadores como cuando eramos niños, recuerda que Jesús dijo "dejen que los niños se acerquen a mi, de los que son como ellos es el Reino de los Cielos".

Yo ya tengo uno, y es mágico :)