Sobre abundancia - parte II

En la publicación anterior les comentaba sobre la actitud que debe uno tener para generar abundancia, en resumen, lo que des es lo que recibes.

Hace meses, de una manera consciente, decreté o decidí, que el dinero y ano me alcanzaba y que tenía que haber austeridad, así se lo dije a mi esposa e hijas. Realmente no había una razón para pensar así, no había cambiado de trabajo, el sueldo era el mismo, ya había terminado los trabajos de construcción de una casa, así que no iba a haber más gastos fuertes.

Duré más de 6 meses con esa idea y el dinero dejó de alcanzarme, por supuesto, dejé de ser generoso en propinas, en regalar cosas como siempre acostumbro, contaba cada peso que entraba y salía. Fue bastante angustiante y no veía manera de que pudiera ser diferente, con todo y que ya había cubierto los compromisos con el Arquitecto y el banco.

Fue hasta que me di cuenta que yo solito decreté austeridad y que cambie eso por una nueva idea que todo cambio. Tuve que hacer un trabajo de liberación emocional y creencias (como esas de que el dinero no crece en los árboles o que se requiere mucho trabajo para obtenerlo), entonces decreté que soy abundante y que el dinero viene y va.

Volví a comprar ropa en tiendas de prestigio, cambie mi cartera por una de diseñador, lleve a la familia de compras y dejé de contar cada peso, simplemente dejaba que siguiera su flujo, y empezó a funcionar, el dinero entraba y salía, y me alcanzaba y sobraba. Taré unos meses en que todo esto se manifestara correctamente, como antes, y funcionó.

El trabajo, el sueldo, las colegiaturas, todo seguía siendo lo mismo, pero como dejé que el dinero fluyera y de estarlo contando, fue que la abundancia regresó.

Es muy fácil perderse y cuesta trabajo el regresar, pero con esta experiencia sé que se puede hacer y estoy más atento a lo que pienso. Sólo aprendemos de los errores.

En la tercera y última parte les voy a platicar cómo unos amigos y mi Maestra viven su abundancia.

Reflexiones tomando un café conmigo

Hoy hice uno de los ejercicios más recomendados por mi Maestra espiritual, tomarme un café conmigo. Se hace en un lugar público, restaurante o cafetería, observando a las demás personas, las que llamen mi atención por algo pueden ser un reflejo de mi, así que al observarlos puedo aprender más sobre mi y cómo me ven los demás.

En esta ocasión, entre varias cosas, me llamó la atención muchas personas que vinieron para juntas de trabajo, o como decimos otros, "off-site meeting". No me había dado cuenta que estaba algo peleado con cierta parte del trabajo, y no necesariamente por llevar 4 meses fuera de la oficina en recuperación, sino el hecho de no disfrutar esa parte que también soy: profesionista exitoso, nerd, que trabaja muy bien y resuelve problemas de cómputo que muchos no pueden, por lo cual tengo una posición alta y en la que muchos me buscan para solucionar problemas.

No me acordaba de eso, no sé si es porque se acerca mi regreso a trabajar o si añoro un poco esos momentos, andar bien vestido y compartir opiniones con otras personas del área.

Por otro lado veo también a personas relajadas, disfrutando el momento, cosa que tampoco hago a menudo, siempre pensando en el futuro sin disfrutar el hoy.

Eso es parte de lo que hoy percibo, hacer las pases con todas las facetas de uno mismo es muy importante para trascender en esta vida.

Si, soy hombre, esposo, padre de familia, hermano, hijo, mago, maestro, profesionista, nerd/geek, con comportamientos lindos y otros no lindos, en fin, soy todo eso y está bien. Desde chicos aprendemos a juzgarnos y querer encajar en lo que los demás dicen que es bueno, pero nadie puede saber qué es bueno para otros, de hecho no hay bueno y malo, sólo somos y sólo son situaciones en las que puedo aprender.

Intenta hacer este ejercicio de vez en cuando, mi Maestra nos lo recomienda 1 vez por semana. Es muy revelador.

 

 

Los pensamientos negativos provocan enfermedad

Esto el algo que encontré en el libro "Milagros Posibles" de Master Choa Kok Sui:

Mantener o expresar permanentemente sentimientos negativos por un largo periodo de tiempo se puede manifestar como:

  1. Glaucoma
  2. Migraña
  3. Sinusitis
  4. Hipertiroidismo
  5. Enfermedades respiratorias como el asma
  6. Enfermedades cardiacas
  7. Diabetes
  8. Ulcera gástrica
  9. Colesterol elevado
  10. Hepatitis
  11. Constipación
  12. Infección intestinal
  13. Lesión en los riñones
  14. Hipertensión
  15. Artritis reumatoide
  16. Cáncer y otros

 

Queda claro entonces que muchas de nuestras dolencias tienen que ver en qué y cómo pensamos.

¿Cómo ayudarnos a revertir esto? Pues resulta que es de lo más sencillo y son cosas que todos sabemos:

  • Práctica espiritual, en especial cualquier meditación que te lleve a relajarte te ayudará mucho a cambiar esos pensamientos
  • El perdón, asi es, para sanar hay que perdonar, el rencor sólo genera más pensamientos negativos y es sólo en el amor que puedes cambiar y sanar.
  • Ejercicios físicos, liberan energía de estrés, el cual provoca mucho de nuestros malos pensamientos
  • Evitar excesos, en todos los sentidos
  • Comer adecuadamente, más frutas y verduras y menos carne.
  • Tomar agua, limpia tu cuerpo internamente, y si además le das la intención de que te libere de pensamientos negativos asi será.
  • Tomar una terapia alternativa como la Sanación Pánica

Para sanarte a ti mismo comienza por conocerte

El conocimiento de uno mismo, la instrospección, es el primer paso para sanarte a ti mismo. Las enfermedades tienen su origen en las emociones, después se reflejan físicamente. Al enfermarte no debés preguntarte por qué sucedió, sino para qué, y encontrar la emoción que la provocó.

Entre más practiques la introspección y el autoconocimiento más fácil saldrás de las enfermedades, los medicamenteos harán efecto más pronto o con menos dosis, y hasta podrías evitar su uso.

Practica la meditación o date 10 a 15 minutos al día para darte cuenta de tus pensamientos y emociones

Tu misión más importante es despertar de este sueño

Este fin de semana tomé un curso con Arrate, y entre muchas otras cosas una de las frases que más de llego fue la que dijo el Maestro Elan: "Su misión más importante en esta vída es despertar de este sueño, y ya que lo has logrado ahora todo es posible".

Lo más difícil es precisamente "el despertar", realmente nos creemos que esta vida es todo, que no hay algo más, aún la misma religión nos hace creer que lo que vivimos es la única experiencia que tendremos y entonces nos aferramos a este mundo y realidad de una manera que no podemos realmente vivirla, y disfrutarla, como lo que es, un sueño.

Al ser esta vida un sueño entonces todo es posible, podemos realizar lo que queramos, experimentar todo lo que nuestra alma vino a hacer, sin culpa y sabiendo que al final no pasa nada.

Enojarnos, celar a nuestra pareja, ganar o "perder" dinero, los "errores", ya no es importante, lo importante es toda esa experiencia y lo que haremos con ella, tomarlo todo como un gran aprendizaje y reinventarnos cada día.

Todo lo que nos pasa podemos modificarlo con sólo cambiar una idea, entonces puedo ser abundante, tener pareja, el trabajo perfecto, ser feliz, todo es posible, es cuestión de despertar, creer y confiar en que todo siempre está bien.

Ha siido un maravilloso viaje este curso, y apenas es el principio, van a ser 10 meses de experiencias junto con compañeros que también son mis Maestros.

Yo estoy listo para seguir y vivir al máximo