Discierne, analiza, duda, investiga

Cuando encuentro obvios fotomontajes me rio y ya, pero cuando veo que alguien realmente lo cree y hasta lo publica y comparte si me genera un sentimiento de deicr algo.

Soy muy esceptico, aunque reconozco tener muchas experiencias espirituales, mágicas, trato de tener un balance entre lo real y lo fantasioso.

Ayer un compañero tenía en su iPad una foto de la supuesta tormenta Sandy en Nueva York:

 

Se ve impresionante, pero no le crei cuando me la mostró y me puse a buscar el origen y, ¿qué creen? aquí está la imagen original usada para el fotomontaje:

 

¿Y para qué les muestro esto? Básicamente para que no crean todo lo que ven y escuchan, a veces es bueno ser un poco incredulo, no demasiado, porque también dejas de tener eso que te hace soñar y crear grandes cosas.

Esta foto muestra una cruz, aparece en varios sitios y, obviamente, genera unas pasiones increibles, no falta quien dijo que era la segunda venida de Cristo!

 

Yo hice esta foto en 27 Segundos usando Adobe Fireworks y pocas habilidades, imaginense alguien con tiempo lo que no podría hacernos creer. En la parte izquierda hice una cruz, en la derecha es la imagen original

Por eso digo, discierne, analiza, duda, investiga. Vienen tiempos donde nos van a hacer creer cualquier cosa, como sucedió en el 2000, pero ahora con las redes sociales, internet y tantas posibilidades, nos van a bombardear con todo tipo de cosas.

No está de más que investiguen sobre el proyecto blue beam, busquenlo en internet, se van a sorprender, pero no lo crean todo, solamente vean las posibilidades.

 

¿Qué tienen en común una XBOX, cuarzos de sanación y una fractura?

Aunque suene raro todo eso está relacionado.

EL sábado pasado le rompieron el vidrio a la camioneta y se llevaron, entre otras cosas, la XBOX y mis cuarzos que uso para dar terapias de sanción, esto último fue lo que más me sorprendió, sin embargo algo dentro de mi me decía que era necesario.

El martes siguiente llevé la camioneta a que le cambiaran el vidrio roto y al regresar a la casa, caminando, resbalé en una gasolineria y me fracturé la tibia y el peroné.

De momento no sabía si reir o llorar, apenas llevaba un mes de que estaba recuperado de una luxación de hombro, no podía creerlo, otra vez al hospital y a empezar un proceso de recuperación, pero ahora era una fractura.

Igualmente algo me dijo que era parte de algo que debía ser así y que la experiencia era necesaria.

No les voy a hacer el cuento largo, aquí les dejo un video que grabé desde el hospital:

Todo es para algo

 

No sé cuánto tarde la sanación, así que escribiré un poco más de cómo va mi recuperación