Los pensamientos negativos provocan enfermedad

Esto el algo que encontré en el libro "Milagros Posibles" de Master Choa Kok Sui:

Mantener o expresar permanentemente sentimientos negativos por un largo periodo de tiempo se puede manifestar como:

  1. Glaucoma
  2. Migraña
  3. Sinusitis
  4. Hipertiroidismo
  5. Enfermedades respiratorias como el asma
  6. Enfermedades cardiacas
  7. Diabetes
  8. Ulcera gástrica
  9. Colesterol elevado
  10. Hepatitis
  11. Constipación
  12. Infección intestinal
  13. Lesión en los riñones
  14. Hipertensión
  15. Artritis reumatoide
  16. Cáncer y otros

 

Queda claro entonces que muchas de nuestras dolencias tienen que ver en qué y cómo pensamos.

¿Cómo ayudarnos a revertir esto? Pues resulta que es de lo más sencillo y son cosas que todos sabemos:

  • Práctica espiritual, en especial cualquier meditación que te lleve a relajarte te ayudará mucho a cambiar esos pensamientos
  • El perdón, asi es, para sanar hay que perdonar, el rencor sólo genera más pensamientos negativos y es sólo en el amor que puedes cambiar y sanar.
  • Ejercicios físicos, liberan energía de estrés, el cual provoca mucho de nuestros malos pensamientos
  • Evitar excesos, en todos los sentidos
  • Comer adecuadamente, más frutas y verduras y menos carne.
  • Tomar agua, limpia tu cuerpo internamente, y si además le das la intención de que te libere de pensamientos negativos asi será.
  • Tomar una terapia alternativa como la Sanación Pánica

Para sanarte a ti mismo comienza por conocerte

El conocimiento de uno mismo, la instrospección, es el primer paso para sanarte a ti mismo. Las enfermedades tienen su origen en las emociones, después se reflejan físicamente. Al enfermarte no debés preguntarte por qué sucedió, sino para qué, y encontrar la emoción que la provocó.

Entre más practiques la introspección y el autoconocimiento más fácil saldrás de las enfermedades, los medicamenteos harán efecto más pronto o con menos dosis, y hasta podrías evitar su uso.

Practica la meditación o date 10 a 15 minutos al día para darte cuenta de tus pensamientos y emociones

Fractura - a 12 semanas

Vengo regresando del hospital, tomaron radiografía (les debo la foto esta vez) y ya se alcanza a ver callo óseo en la tibia, lo que significa que las indicaciones han funcionado y se está pegando el hueso como debe ser.

Ahora me dijeron que debo apoyarme sólo con una muleta, para que se apoye más la pierna y ayude a pegar más.

¡Que raro y que sensación de inseguridad!, el cuerpo y la mente ya se acostumbraron a caminar con una pierna, así que el trabajo debe  ser ignorar a la mente y confiar en que todo está bien y puedo apoyar más la pierna, ese es el verdadero trabajo de recuperación desde un principio, el cuerpo sabe lo que hace, es uno el que bloquea o dificulta la sanación con dudas y miedos.

Por momentos le di mucha importancia a esta situación y me conectó con recuerdos de infancia en donde me sentía incapaz de hacer muchas cosas, pero era (y es) sólo la mente, yo me lo creo solito, siendo que he logrado muchas cosas. Por eso hay que observarnos, es muy rápido que la mente vuela y te hace creer muchas cosas.

Por eso ya festejamos mi esposa y yo, voy muy bien y en la siguiente revisión, en 2 semanas, me dijeron que seguramente me quitan el uso de muletas por completo, que reto!

Por cierto, también la piel del tobillo se ve mucho mejor, podría decir que 90% recuperada.

Ver historia de la recuperación

Tu misión más importante es despertar de este sueño

Este fin de semana tomé un curso con Arrate, y entre muchas otras cosas una de las frases que más de llego fue la que dijo el Maestro Elan: "Su misión más importante en esta vída es despertar de este sueño, y ya que lo has logrado ahora todo es posible".

Lo más difícil es precisamente "el despertar", realmente nos creemos que esta vida es todo, que no hay algo más, aún la misma religión nos hace creer que lo que vivimos es la única experiencia que tendremos y entonces nos aferramos a este mundo y realidad de una manera que no podemos realmente vivirla, y disfrutarla, como lo que es, un sueño.

Al ser esta vida un sueño entonces todo es posible, podemos realizar lo que queramos, experimentar todo lo que nuestra alma vino a hacer, sin culpa y sabiendo que al final no pasa nada.

Enojarnos, celar a nuestra pareja, ganar o "perder" dinero, los "errores", ya no es importante, lo importante es toda esa experiencia y lo que haremos con ella, tomarlo todo como un gran aprendizaje y reinventarnos cada día.

Todo lo que nos pasa podemos modificarlo con sólo cambiar una idea, entonces puedo ser abundante, tener pareja, el trabajo perfecto, ser feliz, todo es posible, es cuestión de despertar, creer y confiar en que todo siempre está bien.

Ha siido un maravilloso viaje este curso, y apenas es el principio, van a ser 10 meses de experiencias junto con compañeros que también son mis Maestros.

Yo estoy listo para seguir y vivir al máximo

 

Tú eres tu paciente

No sé si conozcas la serie "Being Erica", es una serie canadiense muy interesante, muestra la vida de Erica Strange y de cómo el Dr. Tom le ayuda a ir resolviendo situaciones, que muchas veces tienen que ver con su vida pasada y cómo se refleja en su presente.

Lo interesante de la serie es que el Dr. Tom es como un Maestro Espiritual ya que hace que Erica pase por portales de tiempo, de hecho el consultorio del Dr. Tom no existe fisicamente, sino en un mundo paralelo.

Ahora si, con respecto al título. En la serie resulta que Erica ha avanzado y le dan la oportunidad de comenzar a ser Doctora o, yo diría, Terapeuta, en entrenamiento.

A Erica no le gusta su primer paciente, pensaba que "era mejor persona" que él y que no puede lidiarlo, el Dr. Tom le dijo una frase muy interesante: "Tú eres tu paciente"

Erica entendió que no era mejor y que cada paciente que va a ayudar es realmente un reflejo de ella y, por lo tanto, también ella se está ayudando y creciendo al ayudar a su paciente.

Cuando iniciamos el camino de la espiritualidad, ya sea siendo terapeutas, sanadores, maestros, es fácil que caigamos en este mismo ego, pensar que somos mejores, cuando realmente nos estamos ayudando y reflejando en las personas que vamos tratando, y no sólo en esto, también en nuestra profesión o actividad que realicemos.

Así que de ahora en adelante espero recordar que yo soy mi propio paciente.